#2018 #Año11 #DreamBigWorkHard

Numerológicamente, el año 2018, se presenta como un número 11 (2+0+1+8), una vibración de Número Maestro. El 11 en numerología nos habla de una vibración 1 (unidad) en doble. Un número 1 llama al liderazgo, a la autenticidad. Es un número de tomar iniciativas y de hacerlo con valentía, independencia y gran protagonismo. Al ser esta vibración doble hay igualmente una tendencia a la ambivalencia. Pero justamente por ser un Número Maestro, el 11 es un llamado al compromiso, a asumir responsabilidades, a dejar que fluya la inspiración, la profundidad de pensamiento, la percepción visionaria del mundo y a compartir eso con los demás para el crecimiento personal y el enriquecimiento de todos. Un año sin duda de grandes cambios, grandes creaciones y grandes oportunidades para compartir y comprometerse.

Si a ti te interesa profundizar en temas numerológicos, te recomiendo la lectura de este informe que, en mi opinión, está muy bien hecho.

11 indicadores para vibrar con la energía de 2018

Astrológicamente, el 2018 se presenta con alineaciones muy fuertes para materializar planes. Todo lo que estará sucediendo este año será la secuencia lógica de lo que trajo el eclipse solar del 21/08 que nos preparó a todo lo que está arrancando ahora. Me he divertido en agrupar las alineaciones principales del año en 11 indicadores que dejo a continuación.

Empezando el año….

  1. El mes de enero y el año 2018 empiezan con una luna llena nada anodina (en Cáncer). El mes de enero termina con una luna llena (en Leo) eclipsada. Enero, abriendo y cerrando con lunas llenas será un mes de grandes momentos de comprensión. Además, tanto la primera luna llena del año (02/01) como la última (el 22/12) se dan en Cáncer. Sí, sí, el año se abre y se cierra con lunas llenas en Cáncer. Un tema de gran importancia que tiene que ver con la zona Cáncer de tu rueda zodiacal te va a estar ocupando en 2018.
  2. Urano directo (02/01) y TODOS (los planetas) directos hasta el 09/03 cuando Júpiter empiece a retrogradar. El año empieza con todo. ¿Y tú? ¿Estás en ello? Ya no hay tiempo que perder, esto está pasando ya. Ocúpate.
  3. Saturno en Capricornio y un stellium (agrupación de planetas) en Capricornio en enero. Una gran parte de nuestra energía enfocada a materializar #esoquetehacevibrar en la zona Capricornio de tu carta. Ocúpate. No te demores. Lo que se construye en los próximos 2 años viene a darnos las pautas de estabilidad y seguridad de los próximos 28-30 años. Y con Saturno en Capricornio la única vía es trabajárselo. No hay atajo ni chapucilla que valga. Haz el trabajo y hazlo BIEN. Stay focused. Do your thing.
  4. VSP (Venus Star Point®, un término acuñado por Arielle Guttman) a 19º de Capricornio en conjunción a Plutón, el 09/01. Venus Star What? VSP: unión Sol-Venus que, por un lado, marca la culminación de un ciclo conectado con los siguientes puntos en el tiempo: enero 2010, enero 2014 y marzo 2017. ¿Recuerdas en qué estabas por aquellos entonces? Por otro lado, este Venus Star Point® inicia un nuevo ciclo de compromiso conectado con octubre 2018, enero 2022 y enero 2026. Ya iremos viendo todo eso.  De lo que no queda la más mínima duda ya es de que, con Saturno allí y con esta excepcional y mágica unión Sol-Venus-Plutón, la zona Capricornio de tu carta está #onfire al inicio del año y esto marca la tendencia para todo el 2018: para ocuparte de #esoquetehacevibrar, para comprometerte con ello, para materializarlo, para hacerlo crecer. Ocúpate.

Durante todo el año…

  1. Júpiter en Escorpio (hasta noviembre) estará trayendo consciencia y expansión en esa zona de tu carta (Escorpio) en temas escorpianos (poder, formas de poder, lugares de poder, sexo, transformación) con un estilo muy escorpiano (intensamente profundo y transformador).
  2. Buen rollito entre Júpiter (en Escorpio) y Plutón (Capricornio). Estos dos grandes van a estar de buenas entre ellos y eso nos viene muy bien sabiendo que A. Plutón (planeta de la transformación) lleva transformando profundo en nuestra zona Capricornio desde 2008 y que B. Júpiter está en Escorpio poniendo en evidencia y creando consciencia expansiva sobre lo que se debe transformar (ver indicador 5).
  3. La estrecha colaboración entre Júpiter en Escorpio y Neptuno en Piscis (que empezó en diciembre 2017 y seguirá en 2018), con ambos planetas en signos de agua, nos va a conectar con nuestros ideales humanos más profundos, dándonos más fe, volviéndonos más solidarios, más compasivos, más generosos.

Ya avanzado el año…

  1. Urano se asoma a Tauro, da un vistazo, nos da una “probadita” y se vuelve para Aries a terminar asuntos pendientes. Y esto no puede prometer más que grandes cambios, innovaciones y sorpresas en el área Tauro de tu carta. A nivel mundial habrá una gran re/innovación de todo lo relacionado con el signo de Tauro (primer signo de Tierra y por lo tanto relacionado con todo lo que tiene que ver con lo material, lo concreto, los valores y los recursos), pero eso será en 2019, cuando Urano se decida por fin a entrar (y quedarse) en Tauro. Primero hay que cerrar lo hecho en la zona Aries desde que Urano llegó allá por 2011.
  2. Mercurio retrograda en signos de Fuego (Aries en marzo-abril; Leo en julio-agosto; Sagitario-Escorpio en noviembre-diciembre) estará revisando temas relacionados con este elemento: la voluntad, el entusiasmo, los impulsos, el ego, el orgullo, el talento, la autenticidad, la generosidad, la libertad, el futuro, los ideales, las aspiraciones. Muy interesante considerando el clima astrológico global. Además, Marte, planeta de la acción que llegará en abril a Capricornio a ponerse las pilas en todo lo que se lleva cocinando ahí desde el inicio del año, retrograda en Acuario-Capricornio en julio-agosto y se pone en modo ‘revisando lo andado’ y, en esas zonas de nuestra carta, esto significará un parón bastante evidente, pero igualmente necesario. Durante esta retrogradación, que coincidirá con Mercurio retrogradando en Leo, estaremos reevaluando los primeros meses de puesta en acción todo aquello que se diseñó en enero para hacer los reajustes necesarios y encaminar ese proyecto hacia una acción más eficiente y eficaz: ¿necesito hacer más? ¿menos? ¿mejorar la calidad? ¿invitar a nuevos colaboradores? ¿hacerlo de manera diferente? ¿qué tan diferente?

Hacia finales del año…

  1. Venus (esta señorita no necesita presentación, ¿o sí?) retrograda en Escorpio-Libra coincidiendo con la salida de Júpiter de Escorpio. Durante esta retrogradación, el planeta del amor y del deseo nos pedirá revisar y reevaluar nuestra manera de entregarnos y por ende de relacionarnos.
  2. Los nodos lunares cambian al eje Cáncer/Capricornio. Durante su paso por el eje del Talento (Leo/Acuario), los nodos nos están impulsando a enfocarnos en nuestros dones, nuestros talentos, eso que nos hacer brillar desde dentro y que nos entusiasma (nodo norte en Leo) a pesar de lo que piense el colectivo (nodo sur en Acuario). Al cambiar al eje de la Estructura o Dirección de Vida, estaremos trabajando temas relacionados con vida privada / vida pública – vida familiar / vida profesional, cimientos / estructura – de dónde vengo / a dónde voy.

Un año en definitiva para construir. Mejor dicho, EL año para construir, sin prisa pero sin pausa. A darle con todo.

Todos estos aspectos los iremos trabajando gradualmente.

(P.D. ¿Te he dicho ya que te ocupes? :D)

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s